Hagas lo que hagas, te van a criticar

Te van a criticar
Hoy quería hablaros de mi visión sobre la sociedad actual y las dificultades que me encuentro cada día para ser “normal”.

¿Qué es Normal?

Estamos inmersos en un paradigma en el que supuestamente para ser normales tenemos que pintarnos la cara con los colores de nuestro equipo de fútbol, gritar de desolación cuando España pierde un partido, o estarnos quejando de nuestro a día a día continua y amargamente.

¿Eso es ser normal? Entonces alabo a las personas raras y doy gracias a los que me acusan de ser raro ya que me encanta ser raro, definitivamente quiero salir de ese círculo y lucho cada día por ello.

Cuando lo expongo mucha gente me tacha de “loco”, pero sí, me despierto a las 6:30 de la mañana a correr desde hace unos años , nieve, truene, haga frío o calor, forma parte de mi disciplina diaria. Es una medida imprescindible para afrontar el día a día con la cabeza muy centrada y así poder aguantar la presión a nivel psicológico a la que me someto. Cada uno tiene sus métodos y mi método de evasión es el deporte, cuanta más presión tengo más deporte necesito para tener mi mente equilibrada.

Te van a criticar

Tampoco veo la televisión desde hace dos años ni leo prensa, ésta es la mejor decisión que he tomado en mi vida y cuando me preguntan por el éxito de Mazuelas en estos años de crisis, creo que ésta sin duda puede ser una de ellas.

Bastantes problemas tengo ya en mi empresa a diario con su evolución natural y todo lo que ello supone como para que haya alguien que me esté diciendo continuamente NO se puede, SUBE el paro, BAJA la confianza de los inversores, NO mejoramos, NO prosperes hasta que esto mejore o te caerás.

Me niego totalmente a entrar en ese círculo del que unos cuantos se aprovechan (es cierto que estoy fuera de los tremendos debates de discusión que se forman en torno a programas como sálvame, pero de momento intento sobrellevarlo aunque me tachen de ignorante).

La Realidad nos Anula

Mi visión es que la manipulación a la que estamos sometidos a diario nos anula como personas y ahora os pondré un ejemplo que creo que clarifica bastante mi opinión.

El otro día un grupo de amigos comentaban que en el informativo del mediodía , durante 32 minutos no había existido una sola buena noticia, hablaban de varios asesinatos, noticias muy negativas en la economía, un robo en un centro comercial con varios disparos a plena luz del día y dos personas famosas fallecidas durante ese día.

Te van a criticar

¿De verdad esto es sano? ¿Por qué todo lo que nos cuentan es negativo? ¿No pasan cosas bonitas en el mundo como para que durante 32 minutos y mientras disfruto de mi comida me estés bombardeando con temas negativos? ¿Con esa serie de noticias puedo afrontar mi día a día con espíritu constructivo? Es imposible, eso se agarra a nuestro subconsciente y hace que cada día seamos más negativos, pesimistas y anulemos nuestra parte de niños y nuestra parte más creativa.

La Zona de Confort

Como decía, me gustaría exponer una anécdota curiosa que corrobora este hecho. Me gustaría comentar un ejercicio que he realizado en algunas de mis conferencias.

Un día charlando con un grupo de niños ( en torno a 5 años) en un momento dado se me ocurrió exponerles que tenía un billete de 5 € , lo saqué y lancé una pregunta al vuelo ¿Quién quiere este billete? ¿Os imagináis cuántos levantaron la mano no? Absolutamente todos se vinieron contra mí al grito de yo yo yo, a mí, dámelo a mí.

Esto lo hice pensando en un experimento que tenía ya pensado hace tiempo y es que a la semana daba otra charla en una jornada donde la mayoría de los asistentes eran universitarios, recuerdo que comencé mi ponencia sin decir nada, simplemente salude y expuse la misma pregunta, ¿Quién quiere este billete de 5 €? El primero que baje es para él ¿Sábeis cuántas manos se levantaron y cuántas personas bajaron de manera instantánea? DOS, única y exclusivamente DOS, el resto de la gente al observar sus miradas me transmitían lo siguiente.

Te van a criticar

“Si hombre, ahí voy a bajar yo para que sea mentira y hacer el ridículo”.
“Yo no levanto la mano que seguro que me toca bajar y hablar, seguro que hago el ridículo”
La reflexión sería clara ¿qué ha ocurrido en la mente humana entre estos niños de cinco años y estas personas adultas de 25?

Mi respuesta es clara y viene a exponer lo que comentaba en el párrafo anterior. A medida que crecemos nos van anulando para que de manera inconsciente entremos en ese círculo de la sociedad donde todos vamos como ovejas, nuestros padres y familiares pelean para que acabemos una carrera universitaria, aprobar una oposición y así poder tener un trabajo “estable” para “toda la vida”, después encontrar una pareja “formal”, casarnos, formar una familia y esperar a que llegue la jubilación pacientemente. Si eres capaz de cumplir esos requisitos y no haces mucho ruido, pasarás inadvertido y no te criticarán en exceso, eso sí, como uno de ellos se te escape serás objeto de comentario por el resto de tus días ya que serás un bicho raro.

Hagas lo que hagas, te van a criticar

Mi conclusión es que hagas lo que hagas, te van a criticar igual por lo tanto, ya que van a hacerlo, ¿por qué no intentamos hacer algo diferente y que nos haga felices?

Te van a criticar

En esta anulación formamos parte todos, desde nuestros padres cuando de pequeños ven que al tener una habilidad muy arraigada, dícese pintar, bailar, escribir poemas nos anulan diciéndonos que eso no vale para nada, que tenemos que seguir “lo que dice la sociedad” para ser alguien en un futuro, hasta el profesor que cuando levantas la mano mucho para preguntar te responde el típico “no preguntes tanto niño, eso no tienes que saberlo ahora, ya lo sabrás cuando seas mayor”, todo nos va anulando y hay muy poca gente con personalidad que consiga escapar de las garras de este tremendo anulador de personas llamado “sociedad”, por ello las empresas peleamos tanto por conseguir gente creativa y que rompa todos los esquemas para hacer cosas diferentes que es lo que realmente todo el mundo busca.

El mundo necesita personas que amen lo que hacen

Mi opinión es que conozco mucha gente inteligente que ha fracasado, gente con mucho dinero que ha fracasado, pero todavía no conozco a nadie, absolutamente a nadie, que haya dejado todo de lado y haya puesto toda su pasión y su vida en ser un gran bailarín, en ser un gran escritor o un gran empresario y no lo haya conseguido. Los grandes nombres de la historia comenzaron a forjar su leyenda desde muy jóvenes y más allá de sus dotes naturales, lo hicieron a través de grandes dosis de esfuerzo y dedicación, por lo tanto, no juzguemos a nuestros pequeños por realizar una actividad que les encanta, al contrario, fomentemos esa actividad que les gusta.

Yo soy feliz entre otras cosas porque estoy enamorado de mi trabajo, me siento tremendamente afortunado por disfrutar cada segundo de mi día a día, tanto de mi tiempo libre como de mi tiempo profesional, me encanta “jugar” a que Mazuelas evolucione y sea como un día soñé. Esa pasión desmedida que siento es la que intento inculcar a mi gente para que juguemos todos juntos, el día que esto deje de ser un juego y sea solo un trabajo , seremos uno más y el esfuerzo no valdrá la pena.

Os dejo este video maravilloso de una pequeña que quiere ser bailarina y su padre acaba respondiéndose a sí mismo una serie de reflexiones que quizás antes nunca se había hecho. Mi conclusión es que juguemos a ser niños, hagamos lo que nos divierta en la vida y nos permita ser felices, da igual lo que sea y da igual lo que piensen los demás, no permitamos que llegue un momento en el que dejemos de lado esa palabra tan maravillosa “Jugar”.

9 comentarios en “Hagas lo que hagas, te van a criticar

  1. Es una estupenda reflexión sobre la vida, Roberto.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la educación reglada (como la conocemos hoy en día) nos forma para ser autómatas al servicio del mercado de trabajo. Así ha sido desde la Revolución Industrial.

    Aunque, por supuesto, tenemos en nuestras manos el poder de cambiar el futuro y por eso intento fomentar en mis cuatro hijas la educación en las emociones, en la creatividad, en la aceptación de que todos somos iguales pero distintos (o como tú dices, “raros”) para intentar hacerlas ciudadanas de un mundo cada vez más globalizado.

    Gracias por compartir tus emociones.

    Un Abrazo,

    Antonio.

    Me gusta

  2. Roberto pienso igual que tu
    Me encanta mi anormalidad
    Llevo peor li del deporte pero bueno cuando la válvula va a saltar me voy a mi Extremadura querida con los mios de verdad cargo pilas y sigo luchando por mi sueño
    Si no hay un sueño en tu vida se hace demasiado monotona y entonces tenemos que llenarla con tele fútbol etc y ahí es donde se pierde la partida.
    Hemos perdido el derecho a decidir
    Don dinero te juzga y te ejecuta sin poder defenderte ni siquiera.
    Y menos en un sitio donde los jetas se van de rositas y los hombres de bien sufren las consecuencias.
    Quiero caerme levantarme y volverme a caer , así se que estoy vivo
    En otros sitios no dejan ni caerte , lo siento es una decision de arriba y chao.
    Algunos dicen que soy raro otros loco por luchar , otros me dicen vete y escapa fuera hay mas trabajo
    Yo sinceramente me veo muy bien
    Buenas noches

    Me gusta

  3. jajaja,eso de que te decian en el cole de que “preguntas mucho” me suena.Cuando era pequeña los profesores me decían que hacía preguntas tontas.A día de hoy me pregunto si el preguntar en exceso según ellos era porque era tonta ó demasiado inteligente para soportar su posible “pobre” enseñanza,nunca se sabe…

    Buen artículo Roberto y totalmente de acuerdo;Hay que crear y ser feliz a tu manera

    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s