¿Te conoces bien?

44
El post de hoy viene de la mano con uno de los temas que más me apasionan, tanto a nivel profesional, como a nivel personal, el autoconocimiento y el desarrollo personal.

Como he comentado en varios post para los que me seguís habitualmente, sabéis que soy muy reticente al sistema educativo actual debido a que pienso que nos anula como personas y anula aspectos tan importantes para una sociedad tan cambiante, como la creatividad o el talento del mismo modo en que lo hacen algunos avances tecnológicos que, en ocasiones, bloquean nuestra capacidad de ver más allá convirtiéndonos en parte de su estructura artificial.

Os dejo también la información del Ponente de la formación,“Encantado de Conocerme” ya que me pareció uno de los mejores comunicadores que he conocido en los últimos años y varias de las reflexiones de este post están expuestas en base a sus enseñanzas.

El eneagrama de la personalidad

En relación a ello, el pasado fin de semana estuve inmerso en una formación basada en una herramienta sobre la que ya me habían hablado anteriormente denominada como “eneagrama”, la cual he de reconocer que me ha parecido una de los mejores herramientas que he conocido en los últimos tiempos, de manera muy resumida para no aburrirte, lo que nos viene expresar es que hay 9 tipos de personalidades totalmente diferentes, cada una con una serie de características muy dispares y luego nos ayuda a entender con qué tipo de personalidades podemos tener más empatía y con cuales nos va a costar más.

33

¿En qué nos ayuda?

Sobre todo creo que nos puede ayudar a comprender por qué somos como somos, por qué actuamos de una manera en concreto y también para poder entender a los demás. Valga un ejemplo práctico y que expone claramente la teoría:

Imaginaros el comienzo de este curso, todos estábamos presentándonos y contando de dónde veníamos y quiénes eramos, de repente entró una persona en estado etílico con un cartón de vino tambaleándose de lado a lado por la sala, de repente se hace el silencio y aparecen esos 5 segundos de incertidumbre donde todo el mundo espere que se solvente la situación. ¿Qué ocurrió?

Una persona se levanta, coge a esta persona, y de una manera no especialmente suave lo saca de la sala diciéndole “fuera de aquí hombre, esto es un curso privado”, esta persona vuelve a su asiento orgullosa de su acto y esperando el aplauso de los demás, pero al sentarse, una de las personas que estaba en el curso le dice “pero tío, qué has hecho, cómo te has pasado con el pobre hombre ¿no?” y por último, otro compañero que estaba a su lado le dice “menos mal que lo has sacado de la sala, estaba muy asustado, diez segundos más y me da algo”.

¿Qué os parece? Una misma situación, tres realidades totalmente diferentes que vienen dadas por multitud de factores (educacionales, culturales, etc.) imaginaos esta situación extrapolada al mundo real que vivimos a diario, para volverse locos, ¿no creéis?

66

Miles de situaciones que suceden en cada momento, que no somos capaces de analizar y de interpretar, tan solo actuamos en base a nuestras creencias, nuestras vivencias y nuestros valores educacionales.

¿Cuál es la clave?

Siempre digo y afirmo que la base del equilibrio estaría simplemente en saber escuchar, con que supiéramos escuchar un poco más todo sería más fácil pero sólo tienes que observar cuando estés sentado en una mesa con tus amigos, familiares, compañeros de trabajo, quédate observando treinta segundos y confirma lo siguiente: “nadie escucha”, todo el mundo “oye” pero le da exactamente igual lo que digan los demás, solo están deseando hablar para contar “lo suyo”, el que está a tu lado en vez de “escuchar” cuando hablas, lo que está haciendo es interiorizar lo que el que está hablando está diciendo para preparar su intervención y soltar su “película”. Paraos a pensar: ¿habéis percibido esto en alguna ocasión?

Como suelo comentar, creo que uno de los aspectos más relevantes es la educación y sobre todo la labor que tenemos los adultos con nuestros pequeños, creo sinceramente que no somos conscientes de lo que supone para ellos cada uno de los valores que les inculcamos, podría poner miles de ejemplos que veo y oigo a diario pero este en concreto me impactó.

55

El otro día vi una madre cuyo niño se cayó por ir haciendo el cabra y se resbaló con una mesa, el niño la miró antes de llorar y la madre fue y golpeó a la mesa con las típicas palabras de “mesa mala, mesa mala” para que el niño no llorara…. Ella lo hizo con la mejor intención buscando el único objetivo de que su hijo dejara de llorar sin pensar en las consecuencias para el hijo.

Por el contrario el mismo día una niña que estaba patinando se cayó e hizo lo mismo, se cogió la rodilla y miro a su madre, la madre le dijo “ hija mía, es increíble lo bien que te has caído y a la vez, lo bien que te has levantado”.

En los dos casos la conducta es similar y el objetivo es el mismo “evitar el llanto del niño” pero en el primer caso, estamos tendiendo de una manera muy evidente y sin darnos cuenta a llevar la educación hacia una parte victimista, donde todos los demás son responsables de todo menos nosotros mismos, la culpa es del resto del mundo (en este caso de la mesa) mientras que en el segundo caso aparte de evitar el llanto, la lección que se llevó la pequeña fue de “la responsabilidad ha sido mía que iba haciendo el cabra” pero me he caído muy bien y me he levantado bien.

Sólo tenemos que ser conscientes de que cada hecho, por pequeño que sea, marca, por lo tanto tenemos que dar lo mejor de nuestros valores (que en tu caso seguro que son muchos si has leído este post hasta aquí y te sigue interesando) para que nuestros pequeños sean capaces de adquirirlos y luego poder pensar por sí mismos y no culpar al mundo de todo lo que ocurre.

Mi opinión

Creo que deberíamos evitar vivir inmersos en el pasado y en el futuro disfrutando la gran cantidad de pequeñas cosas maravillosas que nos suceden a diario y que no somos capaces de vislumbrar, es sencillo, cuando te duchas, ¿estás pensando en lo placentero que supone ese momento de relax?, ¿en el agua cayéndote sobre el cuerpo lentamente mientras te regocijas disfrutando de ese momento? ¿O tal vez te estás duchando con tu jefe, tu ex pareja, tu compañero de trabajo al que no puedes soportar o con la cena a la que tienes que acudir con tu suegro esta noche?

99

El 99% seguro que utiliza esta última opción y cuando nos estamos duchando nuestra mente está volando pensando diez mil cosas diferentes que han sucedido o que van a suceder en vez de disfrutar de ese momento maravilloso que por desgracia, la mitad de la población mundial no puede disfrutar, piénsalo e intenta actuar así con todas y cada una de las cosas que te ocurren cada segundo, verás que todo es más fácil de lo que pensamos y que la complejidad la estipulamos única y exclusivamente nosotros.

Te dejo unas preguntas para invitar a la reflexión:

  • ¿Disfrutas del presente o tu mente vuela continuamente hacia el pasado o el futuro?
  • ¿Cuánto llevas sin decirle a alguien mirándole a los ojos: ¿qué tal estás? importándote realmente qué tal está y no preguntando por cumplir?
  • ¿Cuánto llevas sin ducharte duchándote en vez de que a tu mente vengan miles de pensamientos?
  • ¿Has pensado qué ocurriría si te tragaras el orgullo y le dijeras a esa persona con la que llevas tanto tiempo enfadada y a la que de verdad quieres, que te apetecería charlar con ella y tomar un café?
  • ¿Realmente crees que te sentirías peor de lo que te sientes por sacar a relucir el dichoso orgullo?
  • ¿Cuánto tiempo llevas sin decir te quiero a gente de tu entorno a la que realmente quieres?
  • ¿Cuánto tiempo llevas sin disfrutar de un momento de paz y silencio sin ruidos de ningún tipo, sólo disfrutando de ti y conociendo más a tu yo interior?

“la verdadera profesión del ser humano es encontrar el camino hacia si mismo” (Herman Hesse)

10 comentarios en “¿Te conoces bien?

  1. ¡Genial Articulo Roberto!
    Esa es la clave,parar un momento y mirar hacia dentro,gran suspiro para seguir adelante y tomarnos las cosas de otra manera y sobre todo disfrutar al máximo de lo que nos rodea.

    Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo, yo desde que conocí el yoga ( hace 4 años) y de leer cosas que van en la misma línea, se disfruta más del presenté. Buen artículo Roberto, te felicito y comparto mismos pensamiento.

    Me gusta

  3. Cierto, no estamos acostumbrados a vivir y disfrutar el presente. A lo largo del día vivimos muchas situaciones agradables: la ducha que comentas, comer, pasear a los perros (en mi caso), un rato de lectura. Todo esto lo hacemos como autómatas, casi sin darnos cuenta de que son cosas que nos gustan.
    Me ha gustado mucho el post, Roberto, voy a buscar información sobre el Eneagrama, que me he quedado con ganas.

    Me gusta

  4. “Hija mía, es increíble lo bien que te has caído y a la vez, lo bien que te has levantado.”

    Muy buena frase y muy buena la lectura que haces a partir de ella.

    Respecto al eneagrama que presentas, mientras se use estrictamente en ejercicios de autoconocimiento y no para afirmar cosas universales como que “los seres humanos se pueden dividir en 9 tipos” (cosa que no hay forma de demostrar por tanto no puede ser verdad), bienvenido sea porque conocerse bien es un ingrediente importante de asumir un mayor grado de responsabilidad individual y estoy de acuerdo que ésta es imprescindible para vivir una vida adulta plena y no infantilizada.

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo Bianka, creo que el eneagrama es una gran herramienta de autoconocimiento tanto para intentar entenderte un poco mejor y saber porque actuas de una manera u otra en determinadas circunstancias y por otro lado, para intentar poder llegar a crecer en otros aspectos de la personalidad que podemos tener menos desarrollados y que damos de lado por no salir de nuestra zona de confort.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s