¿Sabemos realmente qué es el sexo? parte I

Hoy escribo este post desde un lugar más original que el habitual, aprovechando las diez horas de vuelo que separan Madrid de EEUU. Me ha venido a la mente un tema que llevaba tiempo queriendo exponer así que voy a intentar dar rienda suelta a mis pensamientos y veamos que sale.

Este tema del sexo sigue siendo tabú para gran parte de la sociedad en la que vivimos. ¿Por qué? Mi opinión es clara, la dictadura que sufrimos en el siglo pasado todavía marca gran parte de nuestra personalidad y como todos los patrones que marcan nuestra vida los adquirimos desde el nacimiento hasta los 7 años de edad, son nuestros padres y la educación los que determinan nuestra vida sexual.

9086674518_6b45a52c08_z

Como es lógico, la represión y el ocultismo formaron parte de su niñez y por lo tanto, aprendieron el sexo como algo de lo que no se debía hablar con normalidad. En mi casa recuerdo que era de los hogares en los que de crío cuando había alguna escena subida de tono se cambiaba de canal y recuerdo que con 13-14 años todavía me creía el tema que se rumoreaba en los pasillos del cole y  era que cuando te masturbabas te salían granos y era algo malo ….

Aparte de esto, la GRAN educación sexual que recibíamos en la escuela era cuando te avisaban que iba a venir una persona del ministerio de educación y tú decías, “Biennnn, por fin me voy a enterar de algo” estabas expectante esperando ese día, y de repente, cuando venía la persona experta, te mostraba esta diapositiva o una similar …

Aparato Reproductor Masculino 2

… y te decía,

“Bueno chicos, pues aquí tenéis vuestro aparato reproductor visto en fotografía”, yo en ese momento me miraba por dentro del pantalón y empezaba a sudar ya que me asustaba más todavía porque pensaba “joder, joder qué mala suerte que yo no tengo nada de eso, ya verás cuando me vea alguna chica y se dé cuenta que estoy incompleto ”

Te explicaban con un puntero lo que era la glándula de Cowper, el glande, la uretra, lo que eran los testículos, y luego palabras que no teníamos ni idea de lo que significaban pero nos hacían mucha gracia como el “escroto”.

Al final de la lección magistral, por dentro pensabas “madre mía, debo ser medio tonto porque ni con el experto” me entero de nada de qué va esto del sexo, luego preguntabas a algún compañero y ya te quedabas más a gusto porque ninguno se enteraba de nada, pero el educador hacía su trabajo que era explicar la diapositiva que a él le habían explicado cuando era un chaval y luego había estudiado ya a fondo en la “universidad” para explicárnosla mejor y con más detalle ……

Por tanto, desde mi percepción, la educación sexual que ha recibido mi generación ( siempre sin generalizar) , se reducía a preguntar a tus amigos dudas sexuales, y la experiencia de coger a hurtadillas algunas películas  o revistas prohibidas que eran las encargados de explicarte de manera clara y concisa que era eso de hacer el amor…

Por otro lado, también veíamos las películas de Canal Plus los viernes por la noche, pero con más emoción que ahora ya que lo veíamos codificado… me hace gracia que en el hormiguero se piensen que han inventado el culo o codo.. en aquella época no sabías si aquello era un pie o era un pecho , pero como digo, lo que me río ahora al recordarlo no tiene precio… inocencia pura 🙂

Ahora me río mucho, es cierto , pero a su vez,  más allá de las bromas, hemos de ser conscientes del desajuste que genera esto en un adolescente de 14 años que no tiene ni idea de sexualidad y sus repercusiones posteriores , es muy importante hablar con los hijos, no responsabilizo a mis padres de ello porque a ellos no se lo explicaron tampoco y no sabían como hacerlo.

En detrimento de esto, nuestro sistema educativo, igual que en otros muchos ámbitos, cojea sobremanera, pienso que debe ser mucho más transparente y natural en un tema que puede llegar a ser tan maravilloso o tan desastroso, dependiendo, en gran parte, de estos primeros contactos con la sexualidad y el significado que le des a algo tan bonito como hacer el amor.

Imaginaos , la percepción que podemos tener del sexo tanto nosotros como las generaciones anteriores y reflexionemos , ¿cómo no van a apagarse las parejas con el paso del tiempo? ¿Cómo tu pareja no va a dejar de “ponerte” cuando pasa x tiempo? ¿ Como no se van a romper relaciones y que uno de los motivos sea porque el tema en la cama se deteriora?

Es muy complicado que no suceda algo así a largo plazo, no tenemos ni idea de sexualidad, ya que de nuevo, desde mi punto de vista, nos han vendido un bulo que no es real, nos han contado solo un 10% de la película… la sexualidad es mucho más que la penetración, el sexo oral o los preliminares y me encantará explicar todo lo que he descubierto cuando he cuestionado cada cuestión que me habían enseñado.

La parte más frustrante de todo este problema sexual ¿sabes cuál es? Que hemos pasado de la ignorancia al libertinaje con estas nuevas libertades que demandamos ahora. Hace poco me sorprendía un día yendo en el tren a Madrid y dos jóvenes de no más de 16-17 años, que observé que se iban a pasar el finde fuera, mantenían la siguiente conversación:

Chico: Cari, has comprado “la pastilla” no?

Chica: Sí, no te preocupes, nos vamos a pasar todo el fin de semana sin parar ni un segundo, a la vuelta me la tomo y “solucionado”.

Realmente me quedé estupefacto puesto que vi, que al menos la educación anterior se basaba en la ignorancia y eso nos hacía ser más inocentes y cautos, pero ahora mismo, con esta sociedad carente de valores, se nos ha ido tanto de las manos que los chavales ni siquiera son conscientes de lo que puede acarrear el uso de la píldora del día después de manera habitual,

Solo vale lo que pase este fin de semana, cuando quiera ser madre ya me preocuparé de eso, ahora queda muy lejano y encima nadie me ha explicado las consecuencias así que… a darle “caña”. ( Lógicamente la responsabilidad no es suya, si no de nuevo del sistema educativo anquilosado que tenemos)

La otra parte implicada del asunto, como ocurre con esta sociedad basada en el consumismo y el materialismo donde las personas importan nada y menos , las farmacéuticas, mientras se paguen los 20 € que vale la pastilla, por las miles y miles que se venden todos los meses sin control, miran para otro lado… luego ya saldrá la noticia de que tenemos el mayor indice de abortos en Europa como vi hace poco, pero ese no es mi problema, lo importante es seguir exprimiendo al máximo esta sociedad capitalista donde todo da igual, yo miro lo mío y cada vela que aguante su palo.

Tras esta primera parte crítica de lo recibido por la educación en mis inicios sexuales , en el siguiente post que publicaré la siguiente semana me gustaría hacer un ejercicio de reflexión con la parte maravillosa que he descubierto desde que decidí salirme de la sociedad también en este ámbito y cuestionarme todo lo aprendido en la sexualidad, descubriendo algo que era algo desconocido para mí y que creo que podría cambiar la vida sexual de muchas personas y que no entiendo por qué no sale más a la luz: EL TANTRA.

Tantra

4 comentarios en “¿Sabemos realmente qué es el sexo? parte I

  1. Creo que tener más o menos informacion poco reduce la angustia del enfrentarse a la realidad del cuerpo y a la realidad del otro y a una relacion entre ellos. Creo que al final estamos solos y todos descubrimos con horror qué es la sexualidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s