Eso no se hace

No tenía pensado escribir este post. Me lo quería guardar para mí y solo comentárselo a mis círculos más cercanos ya que fue un momento muy personal, no me gusta contar historias tristes,  pero en este caso, pese a la actitud positiva que rodea mi vida, hay situaciones duras a diario, muy duras , ese sin duda es el aprendizaje y la parte positiva,  que podemos mejorar muchisimo lo que tenemos actualmente. Cada día creo más en la causalidad y el hecho de ver hoy este vídeo cuando estaba pensando si publicar o no publicar, me ha hecho decidirme a compartirlo con el mundo. Se me pone la piel de gallina al ver la mirada de la persona del vídeo ya que aunque no es comparable porque aquel momento fue único, sentí algo similar. Qué de cosas dice esa mirada, qué mundo más injusto estamos creando entre todos y cómo miramos para otro lado cuando no nos interesa lo que vemos.

La historia me pasó ayer por la noche cuando venía del máster que estoy cursando en Madrid. Es la siguiente.

Llegando ya a Atocha, he visto un mendigo que estaba con la capucha puesta, con la cabeza baja, sentado en una acera y mirando hacia abajo. En ese momento, iba comiéndome una porción de tarta que acababa de comprar y la estaba disfrutando enormemente. Me ha venido a la mente el poder compartirla con él y le he pedido permiso para ver si le podía dar comida.

Su respuesta ha sido escalofriante y es lo que luego ha detonado todo mi cúmulo de sentimientos. Me ha dicho “¿Y TÚ?”

Me he quedado bloqueado y le he dicho “No, no te preocupes, yo voy a comprarme otra”. Entonces la ha cogido y me ha dado las gracias, pero cuando ya me iba, algo en mi interior que no sé explicar, me ha hecho girarme y he visto como estaba devorando la tarta como llevaba tiempo sin ver comer a alguien y me he sentido sucio, me he sentido muy sucio al ver cómo para ese hombre que posiblemente llevaba todo el día sin comer, al ofrecerle mi comida, su respuesta ha sido tremendamente humana y se ha preocupado por mí en vez de pensar en él, algo que no solemos hacer los que supuestamente “tenemos de todo”, ese hombre que está en la calle, sin comer, de repente le ofrezco comida y me dice “¿Y tú?”. En ese momento he roto a llorar mezclándose en mi interior sentimientos de rabia porque alguien pueda estar en esa situación y sentimientos de tristeza por cómo nos comportamos en la sociedad con este tipo de personas.

He decidido ir de nuevo a verle, preguntarle que qué tal estaba la tarta y me ha dicho que buenísima, que muchísimas gracias, todo esto todavía con la capucha puesta y con la cabeza mirando al suelo sin mirarme un solo segundo. Luego he imaginado cómo tiene que tener el autoestima una persona a la que le sucede algo así. En ese momento me he agachado y he decidido darle los 20 euros que me quedaban en la cartera. El hombre, totalmente incrédulo, se ha quitado la capucha y de repente han aparecido tras su rostro unos ojos verdes que realmente emanaban luz y que me han transmitido una paz tremenda. Le he abrazado, nos hemos vuelto a mirar y no ha hecho falta decir nada más. Ha sido un momento realmente emotivo donde he vuelto a confirmar que a veces, ese silencio que muchas veces rompemos porque no sabemos apreciarlo, es algo maravilloso. De nuevo me he levantado y me he ido con lágrimas en los ojos por los dichosos juicios que cometemos a diario infravalorando a estas personas o pensando que algo habrán hecho para acabar así, cuando sin embargo, su mirada en los cinco segundos que ha durado nuestro contacto, me ha transmitido una pureza como no recordaba en tiempo al mirar a alguien.

No se puede permitir que esto siga pasando, no podemos seguir mirando hacia otro lado.

El mundo está cambiando y España está durmiendo

Así es señores, el mundo cambia a pasos agigantados, y mientras esto ocurre, como es propio de nuestro país, nosotros estamos discutiendo acerca de la independencia de algunas de nuestras Comunidades Autónomas, discutimos si hay que dar religión o educación para la ciudadanía, izquierdas y derechas, derechas e izquierdas. Como decía Juan Martinez-Barea, una de las personas más impregnadas de innovación que he tenido la oportunidad de conocer últimamente, en su libro El mundo que viene, y de donde sale una parte de las reflexiones de este post, “mientras el Titanic se hunde, nosotros seguimos pensando qué canción va a tocar la orquesta”. En otro pasaje que comenta, “qué español es discutir si eran galgos o podencos”. Qué razón llevas querido Juan y qué sabias tus reflexiones. Mientras discutimos y vemos quien lleva razón en este país, si los que dicen que son galgos o los que dicen si son podencos, si los que gobiernan actualmente o los que quieren entrar al poder, si los que se manifiestan contra los toros o los que van a las corridas defendiendo la tauromaquia, si los que están en contra del aborto o los que lo defienden a muerte, si los que piden la independencia o los que están en contra de ella, mientras todo esto sucede en nuestra querida España, el mundo está cambiando, nosotros seguimos durmiendo y mucha gente se está frotando las manos ahí fuera deseando que nosotros sigamos discutiendo sobre los galgos y los podencos unos añitos más.

Cuando viajas, cuando conoces a personas de otros países y otras culturas interesados en la innovación , te das cuenta rápido de todo lo que está sucediendo y lo que pasará en España si no despertamos de una vez, si no nos olvidamos del concepto de que nuestra querida España está en “la cresta de la ola” como nos han vendido los últimos 15 años y comenzamos a darle a este tema la importancia que tiene. Si no lo hacemos, en diez años estaremos fuera, estaremos fuera del mercado de los grandes y lo que es peor, no podremos recuperar el tiempo perdido ya que todo va demasiado rápido como para estar dormidos 10 años más.

Sigo convencido que la clave de todo es la educación. Mientras en España discutimos acerca de todo menos del tema que realmente nos debería unificar a todos y debería cambiar el país más allá de ideologías políticas y de otra serie de gilipolleces que llevamos arrastrando más de 40 años, en otras partes del mundo como los países nórdicos o países emergentes se están dando cuenta de lo que va a suceder. Gran parte de los países asiáticos están desarrollando planes de educación conjuntos para fomentar la innovación, fomentar el desarrollo de sus jóvenes. Ésta es la clave señores, cada día que pasa lo tengo más claro: necesitamos una reforma de nuestro plan educativo de manera inmediata para que lleguemos a tiempo, si no, podremos seguir discutiendo muchos años sobre los galgos y los podencos porque el resto lo harán los que vengan de fuera a enseñarnos.

Como comento en muchas de mis conferencias, nuestra educación está tremendamente obsoleta, el sistema educativo es arcaico. Se habla mucho de que tenemos “la juventud más preparada de la historia”. ¿preparada para qué? Preparada para un mundo que no existe señores, nos educan para un mundo que no tienen ni idea cómo va a ser ya que el mundo que vamos a vivir en los próximos 30 años y que ya estamos comenzando a palpar, no va a tener nada que ver con lo vivido hasta ahora, la revolución industrial va a ser una menudencia con lo que va a ocurrir en el mundo con la revolución tecnológica. Mientras tanto, nuestros gobernantes y nuestros profesores siguen estando centrados en acribillar a nuestros jóvenes con conocimientos que pueden encontrar en Internet a tiro de ratón. No es el camino señores, o nos centramos en que nuestros jóvenes sean los más preparados del mundo en creatividad y comenzamos a desarrollar fábricas de ideas en vez de fábricas como las que conocemos hasta ahora, o llegará un momento que otros implanten la robótica en nuestras fabricas y nosotros nos quedemos como siempre, a verlas venir y a culpar a este gobierno o al que entre en las siguientes elecciones de todos nuestros males.

Éste es el problema señores, justo éste, aquí radica la base de todos nuestros males. El otro día leía en una encuesta que mientras el 78% de los americanos afirman que lo que ocurra en su vida depende de ellos, única y exclusivamente de las decisiones que ellos tomen, (por eso es un país tremendamente emprendedor donde montar una empresa es algo absolutamente normalizado y el fracaso se ve como un éxito y como un aprendizaje para montar la siguiente empresa), en España esto solo lo piensa el 16% de la población, lo cual quiere decir que el otro 84% esta mucho más cómodo haciéndose la víctima acerca de lo mal que va todo, culpando al gobierno, culpando a la sociedad y al mundo en general de todos nuestros males. ¿Pero qué estamos haciendo cada uno como personas individuales para solucionar nuestros males?

Mientras el 78% de los americanos afirman que lo que ocurra en su vida depende de ellos, única y exclusivamente de las decisiones que ellos tomen, en España esto solo lo piensa el 16% de la población.

Por lo tanto, el sistema educativo tiene que cambiar, pero tiene que cambiar radicalmente. Dejémonos de si pública o privada, olvidémonos de educación a la ciudadanía o religión, y centrémonos en crear mentes privilegiadas adaptadas al nuevo mundo. Para ello, señores profesores, tengo una mala noticia: la oposición que ustedes aprobaron hace años y que les daba crédito a trabajar de por vida enseñando el mismo libro de texto cada año ya no vale, de hecho no es que no valga, es que nos está matando. Necesitamos una educación basada en experiencias, en vivencias y en gestionar emociones, en acompañar a nuestros jóvenes en aquello donde realmente son buenos y para ello, ustedes tienen que ser los primeros en formarse porque de esto no tienen ni idea. El conocimiento está en la red al alcance de cualquier persona, no necesitamos eso, necesitamos que se formen para formar personas, no para otorgar títulos.

El hecho que va a cambiar el mundo para mí alberga dos factores: la conectividad y el resurgir de los países emergentes. En la historia de la humanidad siempre ha habido una falta de oportunidad para los países subdesarrollados, siempre se ha hablado de Norte y de Sur. Nacer en occidente era un auténtico privilegio pero la conectividad lo va a cambiar todo y el nuevo mapa mundial del año 2030 va a ser invertido al que teníamos en el año 2000. Aparecen nada más y nada menos que 4 mil millones de personas conectadas al mundo y con ganas de comérselo. China, India, Indonesia, Brasil, Pakistán, Nigeria, Bangladesh, México, Filipinas, Vietnam, Egipto, Turquía, Irán y Corea del Sur forman parte de este nuevo mapa creciente. Países que han estado siempre rodeados de pobreza, de repente se encuentran con la posibilidad de que van a poder jugar de igual a igual con los grandes y estoy seguro de que no lo van a desaprovechar. El mundo se unifica y por primera vez en la historia de la humanidad va a dar igual donde hayas nacido. Si eres creativo y tienes una gran idea el mundo va a caer rendido a tus pies y mientras tanto, nosotros discutimos sobre independencias. THIS IS SPAIN.

Según la sociedad estoy “desinformado” ya que llevo ya casi tres años sin ver la televisión y leer la prensa (mi percepción es que los medios hacen de todo menos informar) pero bueno, solo quería dejar un dato que leía el otro día en el libro El mundo que viene, y es que mientras en China un 88% de la población cree que los próximos años albergan grandes posibilidades para su país, en Malasia un 85% y en Alemania un 79%, en España esto lo cree un 4%. Sigo sin entender el motivo y la mano negra que hay detrás de todo esto si realmente queremos salir adelante pero los medios de comunicación están haciendo un daño tremendo a la sociedad española. Somos tremendamente influenciables y nos están manipulando y adormeciendo de una manera bestial para hacernos ver que no valemos, que no servimos y que la solución está puesta en las próximas elecciones. NO SEÑORES. La solución esta mucho más cerca, esta en cada uno de nosotros.

Mientras en China un 88% de la población cree que los próximos años albergan grandes posibilidades para su país, en Malasia un 85% y en Alemania un 79%, en España esto lo cree un 4%.

Mi mensaje es totalmente opuesto al que ofrecen los medios. Estoy convencido de que nos ha tocado vivir en la era más apasionante de la historia de la humanidad, una era donde no van a importar las fronteras, donde la competencia ya no será local sino que será global y donde tenemos una gran cantidad de talentos que explotar. El conocimiento dejará paso a las grandes ideas y el que consiga romper estas barreras será el que sobreviva con éxito.

Quería dejarme de teoría y pasar a la práctica, quería poner diferentes ejemplos que permitan explicitar todo lo que expongo ya que intento dedicar parte de mi tiempo a rodearme de innovación, ferias, personas de diferentes países, análisis de diferentes proyectos para intentar tener una visión lo más global posible y al menos hablar con un conocimiento de causa mínimamente coherente para que todo lo que expongo no suene a utopía. Voy a hablar de distintas revoluciones que están ocurriendo en el mundo en diferentes sectores claves para la humanidad.

Revolución de la automoción y del transporte

Todos conocemos Uber y lo que ha ocurrido con su llegada. Actualmente, ya hay más transportes Uber en Nueva York que taxis. Esto seguirá trasladándose al resto del mundo, pero mientras esto pasa y nos acostumbramos a un nuevo paradigma que cuestiona un monopolio de 50 años como el del taxi, Google ya está testando su modelo de coche sin conductor y lleva recorridos un millón de kilómetros por las carreteras de California sin ningún tipo de incidente. Sin confirmación de fecha de salida, en 2017 se prevé su lanzamiento, es decir, en menos de dos años.

Elon Musk, fundador de Tesla Motors entre otras grandes empresas y creador también de otro modelo de coche sin conductor, afirmaba el otro día en una conferencia que una vez que todo esto despegue, ya no habrá vuelta atrás y llegará un momento (no lejano) donde no existan conductores que son el principal causante de accidentes, sino que todos seremos socios de alguna compañía donde podremos llamar y en 5 minutos tendremos un coche en la puerta de nuestra casa que nos llevará a nuestro destino y al día siguiente vendrá a buscarnos otro diferente, el que esté más cerca de nuestra ubicación cuando lo pidamos. De esta manera tampoco habrá coches aparcados, solo miles y miles de coches dando vueltas por las ciudades esperando nuestras peticiones de servicio.

¿Realidad o ficción? Sea como fuere, lo que vengo a trasladar es que un sector como el taxi con un monopolio de 50 años se ve invadido por una nueva forma de entender el mundo que le desborda en tan solo 5 años y sin darnos tiempo a acostumbrarnos a este nuevo paradigma, aparecen novedades mucho más impresionantes que van a cambiar el mundo. Mientras los taxistas siguen discutiendo si Uber es o no es legal y nos enfadamos con el mundo, hay gente que se está dedicando a que llegue un momento que los taxistas no tengan que discutir sobre si es legal o no puesto que tendrán que buscar una nueva profesión.

Revolución de la medicina

Este es un campo que me apasiona y que veo que por fin se acerca a una realidad que el mundo materialista no podrá soportar como ha estado haciendo hasta ahora por la cantidad de intereses que mueve. Una vez que comienzas a estudiar más a fondo este tema, y analizas,  qué gran cantidad de nuestras enfermedades tienen un trasfondo psicosomático y que cada uno de nosotros tiene un ADN totalmente diferente, te preguntas por qué cuando vamos al médico nos recetan a todos lo mismo cuando mi cuerpo es totalmente diferente al tuyo y aunque los dos tengamos gripe, nuestro metabolismo no comparte nada y lo que a ti te va bien, a mí me va mal. Ya hay empresas europeas (y españolas) que por aproximadamente 200€ hacen un estudio completo de tu ADN donde te dicen claramente qué enfermedades puedes contraer a futuro según tu genoma, lo que puede hacer que comiences a tomar medidas desde ya para prevenirlas. Esto va a ser una gran revolución ya que podremos pasar de una medicina curativa a una medicina preventiva. Sabemos que la enfermedad más mortífera en los países occidentales es el cáncer cuando se detecta en fases avanzadas, por lo tanto, desde mi punto de vista, no hay que investigar tanto en quimioterapias que revientan a personas por dentro sino en como prevenir el cáncer o en su defecto, como detectarlo en sus primeras fases. En este vídeo podemos ver al doctor Ramón Cacabelos, catedrático de la Universidad Camilo José Cela al que tuve la oportunidad de ver en una brillante conferencia hace poco explicando todos estos avances

Revolución de la medicina a través de videojuegos

Dicho así, el titular suena extraño ¿verdad? Realmente cuando vi este caso me enamoré tanto de la idea y de todo lo que llevaba detrás que es un caso que expongo ahora en todas mis charlas ya que me parece brillante. Este joven llamado Miguel Angel Luengo, preocupado por el tema de la malaria en países subdesarrollados y teniendo en cuenta la falta de medios para analizar todos los posibles casos ya que es lo que realmente cuesta dinero, decidió crear un videojuego donde todas las muestras de posibles casos se suben a la nube y miles de personas en vez de matar marcianitos, matan virus, es decir, mientras estás jugando, de manera indirecta y sin ser conscientes de ello, están contribuyendo a detectar una de las enfermedades más mortíferas en la actualidad. Estos datos se vuelven a mandar de nuevo al centro en cuestión pero ya no hace falta analizarlos ya que el análisis está hecho a través de estos miles de jugadores de manera totalmente gratuita. A esto me refiero con esa fábrica de ideas, a esto me refiero con que tenemos que estimular a nuestra juventud para que realmente se decidan a lanzarse al mundo. Necesitamos ideas, ideas que revolucionen el mundo, no necesitamos titulados preparados buscando trabajo en una empresa. Necesitamos talentos que se decidan a cambiar el mundo por si mismos. Os dejo un vídeo donde Miguel Ángel explica su idea y como surgió.

Revolución de la logística

Hace unos meses Amazon presentaba un proyecto que también puede cambiarlo todo, en este caso el mundo de la logística. El proyecto consiste en que el cliente hace un pedido y lo puede tener en su casa en menos de una hora. Más allá de esta inmediatez que es algo increíble, esto revolucionaría todo el mundo de la logística. Mientras las empresas de transporte españolas se pelean en ver quien baja 50 céntimos más el envío al consumidor, hay empresas que están desarrollando drones que te pueden llevar el pedido a tu casa. Esa es la diferencia, nosotros no vemos más allá, nos falta visión global y cuando llegue ese inventor de drones a implementar un sistema de drones en cada empresa a un precio asequible, las empresas de transporte ya no necesitarán pensar si bajan el precio 50 centimos o lo bajan un euro, ya dará igual porque directamente estarán fuera del mercado, así que imaginaros la importancia que tendrá que esa empresa este en la cataluña independiente que muchos proclaman o en Cuenca, ya dárá igual.

Revolución de las comunicaciones

Hasta ahora si necesitaba un logotipo para mi empresa o cambiar toda mi imagen corporativa, o se lo pedía a mi departamento de marketing o si hay mucho trabajo lo externalizaba y se lo pedía a alguna empresa de diseño que esté cerca de mi ubicación. Ahora todo ha cambiado, empresas como 99designs ofrecen la posibilidad de que tú digas qué necesitas y diseñadores gráficos de todo el mundo te pasen sus propuestas en base a tus necesidades y haya una puja de precios. De esta manera si el diseñador que es realmente bueno está en Albania y tiene un precio-hora más competitivo que el occidental, será el que se lleve la operación. Esto podrá revolucionar el mundo en muchísimos sectores y como reitero, mientras nosotros seguimos pensando en independencias para separar países, el mundo se unificará en uno y el nigeriano tendrá las mismas oportunidades (o más) que el americano, el chino o el español. Os dejo un pequeño vídeo explicativo de cómo funciona este proyecto.

Revolución de la educación

Aquí podría hablar de muchos proyectos innovadores ya que sabéis que es un tema que me apasiona pero me quedo con Salman Khan como un referente con su proyecto Khan Academy. Este joven de Nueva Orleans se propuso en su día que quería “proporcionar una educación de alta calidad a cualquier persona en cualquier lugar del mundo”. Me imagino lo que le diríamos en España a un Khan que con 22 años y tras dar clases de matemáticas a su sobrina y ver que sus amigas se interesaban por ello y no daba abasto con todas, comenzó a crear pequeños vídeos en Youtube donde todas podían ver el contenido. En ese momento su cabeza hizo “clic” y pensó que si esos pequeños vídeos se multiplicaban por miles, podrían llegar a todo el mundo. En España le hubiéramos dicho “Khan, déjate de tonterías anda y sigue estudiando, el mundo es el mundo y tú no puedes hacer nada para cambiarlo” (muy típico de la sociedad anulapersonas que tenemos). Ahora Khan Academy es un lugar al que se puede acceder desde cualquier ordenador, con más de 300 millones de vídeos vistos y más de diez millones de estudiantes. Me apasiona este vídeo de presentación de su proyecto, por un lado cómo intenta mostrar que realmente aprender tiene que ser algo apasionante y no aburrido como nos enseñan en el colegio y por otro, cómo en todo momento pone en nuestras manos la responsabilidad hablando en primera persona y no en tercera. Si tienes un minuto te recomiendo que lo veas y tanto si eres padre como si eres alumno, te insto a que veas el proyecto ya que es genial.

Revolución alimenticia

Este tema que también está tan de moda está cambiando a pasos agigantados. Mientras existen luchas dentro del sector primario por los precios y los impuestos, hay empresas como Modern Meadow que están desarrollando carne a partir de células madre. El proyecto está muy avanzado y hay gente financiándolo para que salga adelante. Si esto ocurre, no tendríamos que sacrificar animales para comer carne. De nuevo parece ciencia ficción pero repito que es un proyecto que ya se puede ver y por el que muchos inversores están apostando. Si esto se lleva a cabo, muchas de estas discusiones serían absurdas pero como digo, mientras nosotros discutimos y discutimos sobre nuestro mundo, otros se dedican a construir el mundo real, el que viene.

Impresionante, ¿no creen? Hablar de todo esto hace tan solo 15 años cuando comenzaba este milenio era una utopía y ahora muchas de las cosas que explico en este post ya son una realidad o están en un desarrollo que no superará los próximos 5 años vista hasta que vean la luz, por lo tanto, pese a que soy reticente por cómo se está planteando la situación en España y nuestra visión cortoplacista y poco global de lo que está sucediendo, estamos en disposición de cambiarlo. Pero necesitamos urgencia e inmediatez, necesitamos darnos cuenta de que realmente los diez próximos años van a ser absolutamente claves para el futuro de las nuevas generaciones. Actuar está en nuestras manos, no en la del gobierno ni en la de la sociedad, en la nuestra. ACTUEMOS, aliémonos y creemos comunidades de gente con talento y con ideas que están en desacuerdo con el sistema educativo, rompamos las barreras que nos han enseñado y que no sirven para nada. ¿Sueño? Yo creo que realidad, cualquiera de las cosas que han conseguido las personas que expongo arriba son sueños, pero como suelo comentar, conozco mucha gente inteligente que ha fracasado pero no conozco a nadie que si ha luchado por su sueño (luchar no significa que no salga y rendirme a la primera, ni a la segunda, ni a la quinta, significa luchar y luchar de verdad, con cada tropezón aprender y seguir creciendo) no lo haya conseguido. Olvidémonos de gobiernos, olvidémonos de que si sale uno o sale otro las cosas van a ir mejor y tomemos consciencia de que cada uno tiene una gran responsabilidad para sacar esto adelante, desde nuestros jóvenes estudiantes a los que estamos con ganas de comernos el mundo y de cambiar las cosas antes de que sea demasiado tarde.

Tenemos un gran país y somos gente luchadora, con gran capacidad de sacrificio, lo hemos hecho durante muchos siglos por lo tanto, en otro gran momento de la historia de la humanidad, demostrémosle al mundo el talento que hay en España y DESPERTEMOS antes de que sea demasiado tarde.

Termino el post con uno de los discursos más impactantes que recuerdo y que llevo a cabo Theodore Roosevelt en el año 1912 en la Sorbona de París.

No es el crítico quien cuenta, ni el que señala con el dedo al hombre fuerte cuando tropieza o el que indica en qué cuestiones quien hace las cosas podría haberlas hecho mejor. El mérito recae exclusivamente en el hombre que se halla en la arena, aquel cuyo rostro está manchado de polvo, sudor y sangre, el que lucha con valentía, el que se equivoca y falla el golpe una y otra vez, porque no hay esfuerzo sin error y sin limitaciones.
El que cuenta es el que de hecho lucha por llevar a cabo las acciones, el que conoce los grandes entusiasmos, las grandes devociones, el que agota sus fuerzas en defensa de una causa noble, el que, si tiene suerte, saborea el triunfo de los grandes logros y si no la tiene y falla, fracasa al menos atreviéndose al mayor riesgo, de modo que nunca ocupará el lugar reservado a esas almas frías y tímidas que ignoran tanto la victoria como la derrota.

Entrevista en Periodista Digital

thumb

Con un equipo de 35 profesionales, el dueño de Mazuelas Profesional ha consolidado la empresa que fundaron sus padres hace 40 años La cadena, dedicada a la venta de productos de peluquería y estética, es una de las empresas más innovadoras y con más proyección de Alcalá de Henares.

En 2015 facturaremos más de 3 millones de euros en productos de peluquería y estética

Leer la entrevista completa en Periodista Digital.

El pensamiento nos hace libres

Hoy quiero hablar de algo que intento llevar muy a rajatabla en mi vida y compartirlo con mis equipos de trabajo por la importancia que tiene . Si eres lector habitual de este blog, ya sabrás que no es mi estilo hablar de temas banales, me gusta ser claro y conciso, para hablar a medias ya está la sociedad en la que vivimos , a mí me gusta hablar desde el respeto, pero siempre siendo muy franco y fiel a mis valores, por último quiero recordarte que lo que cuento es MI EXPERIENCIA, no es la verdad absoluta, no te creas nada de lo que digo, ponlo en práctica y entonces analiza cuán de creíble es lo que expongo.

Uno de los libros que me inspiró en la búsqueda de pensamiento positivo ante la vida fue El hombre en busca de sentido del gran Viktor Frankl. Si no lo has leído te lo recomiendo encarecidamente.  El resumen y mi reflexión es que puedes afrontar tu vida desde el victimismo o la puedes afrontar desde el positivismo, pero la decisión es tuya, de nadie más.

Viktor Frankl fue prisionero en el campo de concentración de Austchwitz durante la Segunda Guerra Mundial. Puedes imaginar sus condiciones de vida, absolutamente lamentables, desnudo todo el día, rodeado de excrementos, trabajando en el campo a temperaturas de 20 grados bajo cero. Cada día que duró su encierro, tuvo que ver cómo iban muriendo cientos y cientos de compañeros por este sometimiento; muchos otros se suicidaban directamente contra la alambrada electrificada incapaces de soportar tales condiciones de vida. Sin embargo, él decidió vivir y lo hizo únicamente a través de su pensamiento. Es impresionante cómo describe en numerosas páginas de su libro como torturaban a los prisioneros, pero Viktor tenía muy claro que lo único que no podían robarle era su libertad de pensamiento y fue fiel al máximo a esa libertad, mientras que otros compañeros mucho más fuertes y físicamente mejor preparados que él, morían a los pocos días de estar allí porque mentalmente no podían soportar la presión. Él consiguió aguantar 3 años, día tras día, esa situación.

Esta vivencia desmonta cualquier hipótesis en la que solemos excusarnos para victimizar nuestra vida. Nuestro pensamiento y la manera de afrontar los hechos que nos ocurren, depende, única y exclusivamente de nosotros, de nadie más. Cuando entiendes esto, de verdad tu vida cambia radicalmente; como ya no tienes a nadie a quien responsabilizar de tus males, todo queda en tus manos.

Os dejo una de las muchísimas frases contenidas en este libro y que son tremendamente interesantes.

El amor trasciende la persona física del ser amado y encuentra su significado más profundo en su propio espíritu, en su yo íntimo.

Yo era una persona tremendamente nerviosa, antes de comenzar con todo el tema del desarrollo personal y la inteligencia emocional, me agobiaba con mucha facilidad, mi día a día era una montaña rusa donde mi estado de ánimo podía variar de manera habitual. Incluso en el mismo día, me podía levantar eufórico y un hecho aislado que me ocurría a nivel laboral o personal (un simple incidente de tráfico con una persona que también iba nerviosa) podía influirme tan negativamente que podía hacerme pasar de la euforia al enfado en unos segundos. Esto nos ha pasado a todos alguna vez, ¿verdad? Cuando descubres todo lo que expongo a continuación, como digo, la situación va cambiando y te das cuenta que ante ese incidente de tráfico puedes enfadarte y que tu cuerpo sienta ese enfado y malestar o tienes otra opción, mostrar una sonrisa a la persona que está gritándote y continuar con tu actitud positiva para que tu día siga su curso adecuado y evitar esas montañas rusas de emociones que nos impiden alcanzar la felicidad.

1

Esto ocurre con mil situaciones en nuestro día a día, cuando la gente me dice “Es que mi jefe me lleva por la calle de la amargura”, “Es que mi pareja me saca de mis casillas”, “Es que mi madre me conoce y me da donde más me duele”, “Es que mi mujer me ha puesto los cuernos y voy a entrar en depresión porque me ha hundido la vida” mi respuesta suele ser bastante tajante: Holaaaaaaaaaaaaa, ¿Perdona? Bienvenido al mundo de los conscientes compañero, un mundo donde TÚ TIENES LA DECISIÓN DE CÓMO AFRONTAR TU VIDA. Únicamente tú. Si tu pareja te pone los cuernos y te hundes la vida, la vida te la hundes tú, no te la hunde tu pareja. Dejemos de ocultar nuestras mierdas en los demás para responsabilizarles de cosas que son nuestras.

El tema es que el positivismo no está bien visto en esta sociedad victimista, si la gente te ve agobiado y jodido normalmente se alegra, incluso gente que piensas que te puede apreciar, aunque sea duro decirlo,  la percepción es “se lo merece, está metido en tantos fregados y todo el día trabajando, como va a estar, pues amargado, él se lo ha buscado….  al final será el más rico del cementerio ” como siempre, hablo de mi experiencia personal. ¿Pero qué pasa si te ven feliz, alegre, con tranquilidad ante cualquier problema diario que te trae la vida? En este caso, el discurso suele ser radicalmente opuesto y se parece más a “claro, es que lo tiene muy fácil en la vida, así cualquiera puede ser feliz, yo lo tengo más difícil”. Efectivamente, cualquiera pueda alcanzar esa felicidad pero el camino no es sencillo y yo sin duda quiero buscarlo cada segundo y en cada decisión que tome en mi vida.

2

Mis prácticas habituales para mantener esta actitud positiva ante la vida son las siguientes. ( Recuerda que es mi experiencia personal, no es la única, solo es lo que a mí me sirve, cada uno tiene que encontrar la suya a base de buscar y buscar)

  • 1 hora de ejercicio por las mañanas, normalmente de 6:30 a 7:30, antes de comenzar a trabajar para activarme. Esto requiere una disciplina muy férrea ya que muchas veces la tentación de quedarse en la cama cuando fuera hay 5 grados bajo cero o está lloviendo es muy grande, pero mi vida necesita una constancia diaria muy fuerte y esto es una manera de apostillar ese valor que necesito para soportar la presión a la que he decidido someterme.
  • 15 minutos de meditación tras el deporte. Para mí, la meditación era algo que me sonaba a “monjes budistas” o algo tremendamente esotérico, he descubierto que este tema, además de relajarme (algo muy importante en mí, debido a mi forma de ser) me reconforta muchísimo y me ayuda a ver el día desde una perspectiva mucho más pausada.
  • 10 minutos de ducha donde dedico la mitad del tiempo a dar gracias a la vida por todo lo que me rodea (desde poder disfrutar de mi padre cada día, hasta la oportunidad de estar viviendo un proyecto empresarial tan impresionante como el que tengo entre manos, pasando simplemente por dar las gracias por estar disfrutando de ese instante de relax en la ducha que muchos millones de personas en países subdesarrollados no pueden disfrutar).
  • Los siguientes 5 minutos los dedico a visualizar el día que tengo por delante y me lo imagino desde el punto de vista más positivo posible (reuniones complicadas, decisiones difíciles que tenga que tomar, posibles imprevistos etc.)

Mi jornada laboral comienza a las 8 de la mañana, pero ya llevo hora y media preparando mi cuerpo y mi mente para afrontar ese momento con la actitud positiva de la que os hablaba anteriormente y el nivel de energía elevado , por lo que es mucho más sencillo llegar a la oficina con una sonrisa de oreja a oreja y trasladar este sentimiento a mis compañeros.

Como todo en esta vida también existe otra opción.

  • Levantarme a las 7:30 de la mañana, apagar el despertador.
  • Levantarme a las 7.37 porque he apurado al máximo los 5 minutos de cortesía.
  • Pegarme una ducha corriendo porque llego tarde.
  • Bajar a la cocina, beberme un vaso de leche mientras me pongo los zapatos y me peino porque llego tarde.
  • Coger el coche a las 7:50, salir disparado porque de nuevo pienso que llego tarde.
  • Acordarme de la madre del que se me ha cruzado en la rotonda ya que al final voy a llegar tarde de verdad.
  • Llegar a la oficina a las 8:02 y efectivamente reafirmar mi creencia (“Ves, ya sabía yo que es que llegaba tarde”)
  • Llegar a mi puesto de trabajo, sentarme delante de un ordenador donde me esperan 8 horas de duro trabajo y llevar un estrés impresionante puesto que los últimos 23 minutos de mi vida han sido una auténtica odisea y me apetece de todo menos ponerme a disfrutar de mi trabajo.

Si elijo esta opción, ¿cómo sería mi día? Pues sí, tal y como estás pensando, es muy probable que por la noche cuando me acueste pueda reafirmarme y decir que la vida es una mierda, que todo me pasa a mí y que todo está fatal, pero, ¿te has preguntado alguna vez que le das tú a la vida para que te devuelva una sonrisa? ¿ Estas haciendo algo para cambiar el rumbo de tu vida o te limitas a seguir con la misma rutina diaria y a reafirmarte por la noche alegando que eso de la felicidad es una utopía y que a ti te pasa todo lo malo?

3

Las dos opciones son viables ¿verdad? Puedes escoger cualquiera de ellas, pero cuando la gente me dice “pfff, es que estás loco, cómo te puedes levantar a las 6.30 a hacer eso con lo bien que se está en la cama”. Ojo, de nuevo repito que no hace falta levantarse a las 6:30 de la mañana y hacer este ritual, cada uno necesita encontrar lo que le va bien la vida, solo intento reflejar que si escogemos la segunda opción que es a la que nos aboca esta sociedad,  aceptemos que el resultado va a ser el que nosotros mismos estamos creando, somos lo que creamos, que no te quepa duda.

También intento llevar una alimentación muy equilibrada, sin dietas ni nada similar, simplemente escuchando a mi cuerpo y sabiendo lo que le sienta bien o le sienta mal. El cuerpo es tremendamente sabio y a veces cometemos el error de castigarle o de no escucharle como deberíamos.

Por último, por la noche antes de acostarme, igual que por la mañana, establezco un ritual antes de ir a dormir puesto que igual que por la mañana, necesito prepararme para lo que me va a ocurrir durante el siguiente día. Mi cuerpo necesita una preparación para descansar plácidamente aunque en este caso la omitiré para no alargar el post (es parecida a la de la mañana aunque utilizando otras herramientas como técnicas de visualización en diferentes niveles durante media hora, si te interesa pregúntame y estaré encantado de ayudarte como siempre).

Aparte del ejercicio diario, intento ir a todos los sitios andando ya que he descubierto que soy una persona kinestésica (pienso mucho mejor en movimiento) por lo que aparte de hacer ejercicio, para mí las dos o tres horas que puedo estar paseando cada día son vitales para la toma de decisiones, ya que como digo, he descubierto que a diferencia de mucha gente que donde piensa mejor es delante de una pantalla, yo pienso mejor mientras me estoy moviendo (esto es muy importante que lo descubras, una vez que sepas si eres visual, auditivo o kinestésico podrás tomar muchas decisiones importantes en tu día a día).

5

Podría terminar este post con numerosos ejemplos pero se me viene a la mente uno gracioso que me sucedió el otro día en Atocha (la estación de tren más importante de Madrid para los que me leéis de fuera de España). Al llegar a coger el tren a las 23:30 de la noche, perdí el tren por un minuto y me tocaba esperar media hora. Mi actitud ante ese hecho tiempo atrás hubiera sido “pfff, , si hubiera sacado antes el billete lo hubiera cogido, ahora media hora aquí esperando sin hacer nada, mañana me tengo que levantar a las 6:30, no voy a dormir bien…” y mi ego hubiera empezado a hacer de las suyas y a castigarme con esa vocecita interna que todos tenemos y que nos domina cada segundo. Sin embargo decidí aceptar esa situación y aprovechar el momento para degustar un libro que llevaba encima, me metí de lleno en el libro y cuando miré a mi alrededor había centenares de personas y me di cuenta que habían pasado cincuenta minutos y eran las 00:20 de la noche (el tren que faltaba era el último y debería haber pasado a las 00 horas) por lo que la gente estaba inquieta y molesta ya empezando a ponerse nerviosa. En ese momento por megafonía anunciaron lo siguiente: “Señores pasajeros, Renfe les anuncia que el último tren con destino a Alcalá de Henares ha sufrido una avería y lleva un retraso de dos horas por lo que el siguiente tren pasará a las 2:15 de la mañana”. ¿Os imagináis lo que allí ocurrió? A la madre del pobre trabajador de Renfe que acababa de anunciar eso le cayeron insultos de todo tipo y a medida que una persona decía un insulto, el siguiente soltaba un improperio más grande si cabe, todo el mundo se enojaba y el enojo colectivo reforzaba el enfado de la gente. Sin embargo, en ese momento tomé consciencia de la situación y vi que había dos opciones:

– Esperar al siguiente tren hasta las 2 de la mañana

– Salir de la estación, irme al metro e irme hasta la estación de autobús.

Pero ocurrió un hecho curioso como digo y es que como YO ese día había decidido que nada ni nadie iba a perturbarme y si me perturbaba, YO era el único responsable, decidí ser fiel a esa libertad de pensamiento con la que titulo mi post y salí de la estación con un paso lento y tranquilo silbando una canción que me apasiona y que escucho todas las mañanas al levantarme “Vivir mi vida” del gran Marc Anthony y, de repente, dos mujeres que iban delante y que no se conocían de nada al oírme silbar una de ellas gruñó “Bueno, y ya lo que me faltaba, encima el gilipollas este se pone a silbar” a lo que la otra mujer que iba cerca de ella espetó con un grado de indignación enorme “Payaaaaaso”.

6

Recuerda

 

Tú eres quien toma las riendas de tu vida, si no las tomas tú, otro las tomará por ti

 Roberto Mazuelas

La vida es demasiado bonita como para complicárnosla de forma absurda

222

Hoy quiero hablar de un tema que últimamente me inquieta mucho y lo quería reflejar con una imagen de mi tocayo Roberto Benigni en la que para mí es una de las obras maestras del cine en la época moderna, sin duda él se atrevía a romper los paradigmas que nos han enseñado.

Cuando doy una conferencia a los chavales, la primera pregunta que hago es ¿quién de vosotros cree que tiene talento? ¿Imagináis la respuesta? Por lo general, si hay 100 chavales sólo levanta la mano uno o ninguno. ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha ocurrido para que chavales de 14-15 años que deberían tener ganas de comerse el mundo estén apocados en su sitio pensando que no valen nada? La sociedad los ha aniquilado; pasamos de ser niños con una pureza y una limpieza impresionante en nuestros ojos, a estar llenos de mierda por todos los lados. Basamos nuestra vida en miedos, iras, rabias, envidias y egos, en definitiva, nos sometemos a un sufrimiento continuo, totalmente innecesario, cuando realmente todo es mucho más sencillo de lo que parece. Cuando hay un bebé en una familia todo el mundo se acerca a él porque supuestamente “les da vida”, realmente lo que ocurre es que ese bebé es la vida en sí, es la felicidad en su más pura esencia y lo que tanto anhelamos porque nos lo han ido robando minuto a minuto.

Durante la hora que puedo compartir clase con estos chavales intento transmitirles que todos y cada uno de ellos tienen un talento innato, todos ellos tienen un sueño por el que luchar y nada ni nadie se lo puede robar, solo tienen que creerlo firmemente y comenzar a soñarlo para que un día se haga realidad. Cuanto más te digan que no se puede llevar a cabo, más tienes que creer en ti para poder realizarlo. La sociedad intentará que no lo hagas, por lo tanto si te dicen que ES UNA LOCURA, estás en el camino correcto.
Es una alegría cuando vienen al final de la conferencia y te dan las gracias por devolverles la ilusión, ya que ellos querían ser futbolistas, cantantes, pianistas o profesores de educación física, pero sus padres les dicen que eso son tonterías y que tienen que “estudiar” algo que tenga “salidas” para tener un trabajo “estable y seguro” en un futuro y entonces podrán ser “felices”.

333

Creo que los padres no son conscientes de los daños que producen, con la mejor intención, así se lo han enseñado a ellos, pero la frustración de una persona cuando cumple todos esos requisitos a la perfección y se da cuenta de que no es feliz, sino que es la persona más infeliz del mundo, ya que su verdadero sueño era ser pianista, es tremenda.
Vivimos en una sociedad afiliativa donde todo se debe hacer en grupo, donde nos roban la autonomía de críos y posteriormente, el que saca los pies del tiesto está mal visto, nos educan para que todos hagamos lo mismo, para que todos vayamos por el sendero “correcto” y desde la época ancestral nos inculcan mensajes que estigmatizan el riesgo y la incertidumbre como algo negativos.

Los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos.

Es curiosa y a la vez es una situación que invita a la reflexión respecto a lo condicionados que estamos con esa parte de culpabilidad y cómo nos educan en el victimismo. Siempre pregunto también en mis conferencias “¿Qué es lo primero que haces cuando paras a alguien por la calle y le vas a preguntar si te puede indicar dónde está esa calle que no encuentras o si conoce una farmacia cerca?”. La gente siempre me contesta con dos palabras: DISCULPE O PERDONE y cuando nos ponemos a pensar, no se nos ocurre otra ya que es lo que nos han enseñado. Imaginaos la cantidad de porquería que llevamos encima, “DISCULPE señor, usted que va tan tranquilamente andando por la calle un domingo soleado y yo, ingrato de mí, le voy a arruinar la vida y le voy a preguntar si me puede indicar donde hay una farmacia, ¿cómo no le voy a pedir PERDÓN?” Para todo nos han enseñado a pedir perdón, la culpabilidad está presente en todas y cada una de las decisiones que tomamos en la vida y es donde entran todos nuestros miedos y complejidades absurdas. ¿Y si le molesta que le pregunte? ¿ Y si …? ¿ Y si? Nos pasamos la vida preguntándonos “¿Y si?” Y mientras nos preguntamos y si… no nos damos cuenta de la cantidad de cosas bonitas que nos estamos perdiendo por no atrevernos.

0

Vivimos en una sociedad donde el error y la culpabilidad están penados sobremanera. No nos permiten cometer errores y eso nos condiciona enormemente, desde el colegio cuando te da por levantar la mano y cometes un error y tu maestro te grita “Roberto,eso ya lo expliqué ayer,no te enteras de nada ” y todos los niños se ríen de ti, hasta en nuestra educación donde todo se basa en el premio-castigo, si haces esto como se supone que está “bien” te premio, si no, te castigo. Cuando le decimos a un niño “pórtate bien” no somos conscientes que le estamos transmitiendo una postura tremendamente egoísta y es “pórtate como a mí me gustaría que te portaras” por lo tanto como yo no quiero ser tonto ni quiero que me castiguen y ser un niño “bueno”, empiezo a tomar un rol donde me acomodo y me voy dejando llevar para que toda la sociedad me diga qué tengo que hacer, dónde lo tengo que hacer y cómo lo tengo que hacer en vez de pelear por mis sueños y sacar todo mi talento.

Pongo siempre un ejemplo en clase que me gusta mucho y es preguntar “Imagina que entras a un supermercado y tienes dos opciones, 1) tienes un carro con todos los productos que te gustaría tener ya terminado, lo han preparado para ti, solo listo para dejar las cosas en caja y pagar, 2) la otra opción es recorrer todos los pasillos del supermercado, dedicarle media hora a ir eligiendo los productos que más te gusten y luego ir a pagar”. ¿Sabéis qué opción escoge el 99% de la gente? La segunda. Preferimos recorrer el supermercado, preferimos dedicar media hora a elegir qué productos queremos, porque es algo que conocemos y es algo que nos aporta esa capacidad para decidir que nos han robado; sin embargo la reflexión es ¿Por qué dedicamos tanto tiempo a cosas sin relevancia y luego, lo más importante y por lo que estamos aquí que es nuestra vida, dejamos que otros elijan por nosotros y nos dejamos llevar por todo lo que nos dicen que es lo correcto o lo incorrecto?

Realmente porque esta decisión no es tan fácil ya que como digo, estamos muy muy condicionados desde críos y salirse del sendero es realmente complicado.

¿Por qué no mandamos nuestros miedos al carajo? ¿Miedo al qué dirán los demás de mi forma de pensar? ¿Miedo a que se rían de mis sueños?, ¿Miedo al fracaso porque todo el mundo está deseando señalarte con el dedo para decir la frase que más nos gusta en la sociedad española: TE LO DIJE . Atrevámonos a darle una patada a todos estos miedos y ser nosotros mismos, de verdad, sin máscaras.

111

Me estoy dando cuenta de que la vida es mucho más sencilla de lo que pensaba, que quiero volver a ser un niño, quiero que toda esa sencillez vuelva a mí. Os contaré que empecé el otro día haciendo un ejercicio muy sencillo cuando eres niño y a la vez tremendamente complejo cuando eres adulto: diciéndole a mi padre TE QUIERO. Se lo dije igual que cuando era un niño, porque cuando eres niño, eres vida, eres esencia, eres luminosidad, eres brillo y cuando un niño te dice TE QUIERO, te transmite sensaciones difíciles de explicar y sin embargo, cuando nos hacemos adultos, situaciones tan sencillas como decirle TE QUIERO a una persona a la que realmente quieres se hacen un mundo y pensamos “¿pero cómo le voy a decir yo a mi padre TE QUIERO?”. Vaya tontería, si no se lo he dicho nunca, si él ya lo sabe, si en mi familia no se dicen esas cosas, etc. Y de nuevo nuestra película del “y si”… comienza a rodar, como digo, quiero que el final de esa película sea mucho más sencillo de lo que ha sido hasta ahora, puesto que la vida es demasiado bonita como para complicárnosla de manera absurda. Sólo quiero eso, algo tan simple como recuperar mi yo niño y que cuando ese niño me mire a los ojos no se sienta decepcionado con lo que soñaba que iba a ser cuando fuera mayor..

Me despido con una frase del escritor Carlos  Castañeda que me viene a la mente en estos momentos y que me encanta, la frase dice así:

¿Tiene corazón este sendero? Si es así, adelante, si no es así, te garantiza dolor.

Que tengas buen día.

El guerrero

guerrero

Es curioso -comenta para sí el guerrero de la luz-. Cuánta gente he conocido que en la primera oportunidad intenta mostrar lo peor de sí mismo.

Esconden la fuerza interior detrás de la agresividad; disfrazan el miedo a la soledad con aires de independencia.

No creen en su propia capacidad, pero viven pregonando a los cuatro vientos sus virtudes”. Sigue leyendo

El amor libre

No me interesa lo que haces para ganarte la vida.
Quiero saber lo que ansías,
y si te atreves a soñar con lo que tu corazón anhela.

No me interesa tu edad,
quiero saber si te arriesgarías a parecer tont@ por amor,
Por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

2

No me interesa qué planetas están en cuadratura con tu Luna.
Quiero saber si has llegado al centro de tu propia tristeza,
Si las traiciones de la vida te han abierto,
O si te has marchitado y cerrado por miedo a nuevos dolores.

Quiero saber si puedes vivir con el dolor, con el mío o el tuyo,
Sin tratar de disimularlo ni de remediarlo.

Quiero saber si puedes experimentar con plenitud la alegría, la mía o la tuya, si puedes bailar con frenesí y dejar que el éxtasis te penetre hasta la punta de los dedos de los pies y las manos sin que tu prudencia nos llame a ser cuidadosos, realistas, a recordar las limitaciones propias de nuestra condición humana.

1

 

No me interesa saber si lo que me cuentas es cierto.
Quiero saber si puedes decepcionar a otra persona para ser fiel a ti mismo;
Si podrías soportar la acusación de traición y no traicionar a tu propia alma.

Quiero saber si puedes ver la belleza, aun cuando no sea agradable, cada día,
Y si puedes hacer que tu propia vida surja de presencia.

333

Quiero saber si puedes vivir con tu fracaso, el tuyo y el mío,
Y de pie en la orilla del lago gritarle a la plateada forma de la luna llena:“si”

No me interesa saber dónde vives, ni cuánto dinero tienes.
Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de aflicción y desesperanza,
Agotado y magullado hasta los huesos,
Y hacer lo que sea para alimentar a tus hijos.

3

 

No me interesa saber a quién conoces ni cómo llegaste hasta aquí.
Quiero saber si te quedarás en el centro del fuego conmigo y no lo rehuirás.

No me interesa saber ni dónde, ni cómo, ni con quién estudiaste.
Quiero saber lo que te sostiene, desde el interior, cuando todo lo demás se derrumba.

Quiero saber si puedes estar solo contigo,
Y si en verdad aprecias tu propia compañía en momentos de vacío.

Oriah Mountain Dreamer